jueves, 30 de diciembre de 2010

Muerte de Hamid

Un niño de 13 años se ha suicidado en el centro terapéutico "El Picón", situado en Paracuellos del Jarama y gestionado por la Fundación Internacional O´Belén. Ante la gravedad de estos se ha convocado una concentración. A continuación publicamos uno de los panfletos que se repartieron convocando a dicha concentración.
El día dos de diciembre, según fuentes de la propia institución, un niño de 13 años se ha suicidado en el Centro Terapéutico de Menores “El Picón”, gestionado por la Fundación O´Belén. Al parecer, el niño, que había sido encerrado en este centro hace unos quince días, se quitó la vida mientras se encontraba en aislamiento. Este centro ha sido denunciado en reiteradas ocasiones por maltratar de manera sistemática a los menores; recientemente cuatro chavales y una educadora han presentado denuncias ante el Instituto Madrileño del Menor y la Familia, institución responsable de estos centros. En este centro, al igual que en muchos otros, se han constatado las siguientes violaciones de derechos humanos:
-         Aislamiento: Se aplica durante al menos 24 horas continuadas a todos los chavales cuando ingresan. También se usa constantemente como forma de castigo. El aislamiento a menores esta prohibido por las Naciones Unidas desde 1990. Diversos estudios prueban que multiplica el riesgo de suicidio, especialmente en menores (como presuntamente ha ocurrido en este caso).
-         Agresiones físicas y psicológicas: Varios chavales denuncian que se les tira al suelo y se les retuercen las extremidades para “contenerles cuando están nerviosos”, también refieren insultos y humillaciones de todo tipo. Este verano un chico de 17 años internado en “El Picón” tuvo que ser hospitalizado con el cráneo fracturado y varios más han sufrido contusiones y lesiones.
-         Violación del derecho a la intimidad: cacheos, desnudos, registros, escuchas de llamadas, violación del secreto de correspondencia.
-         Privación de libertad sin orden judicial: los chicos y chicas de “Picón” son recluidos en base a supuestos “trastornos de conducta” y pasan semanas enteras en el interior del recinto. A muchos se les impide acceder a la educación obligatoria.
-         Medicación forzosa y sin supervisión facultativa: Los chavales de “Picón” también denuncian haber sido obligados a ingerir sedantes y antipsicóticos sin haber sido diagnosticados por un médico, y que pasan meses sin ver al psiquiatra que prescribe los fármacos o que las dosis son irregulares según las “existencias en el centro”, lo que produce síndrome de abstinencia y otros efectos graves.
Hace poco más de un año, tras las movilizaciones y denuncias que se realizaron contra el Centro Terapéutico “La Jarosa” por los mismos motivos, conseguimos que dicho centro, también gestionado por la Fundación O´Belén, fuera clausurado. Pero desgraciadamente muchos centros siguen funcionando. Este tipo de centros privados pero financiados con fondos públicos son una vergüenza y un escándalo, además de un lucrativo negocio para las ong´s-empresas que los gestionan. No podemos permitir que se sigan vulnerando de esta sangrante manera los derechos de los chavales y las chavalas que caen en las “garras protectoras” de estos buitres sin escrúpulos.
-ESCLARECIMIENTO DE LOS HECHOS Y DEPURACIÓN DE LAS CONSIGUIENTES RESPONSABILIDADES A TODOS LOS NIVELES
-FIN DE LAS TORTURAS Y LOS MALOS TRATOS EN LOS CENTROS DE MENORES
-¡ENCERRANDO NO SE EDUCA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada