jueves, 30 de diciembre de 2010

Esto es lo que piensan los patronos de O´Belen de los chavales

Como parte de su campaña publicitaria, la Fundación O´Belen ha publicado entrevistas a sus nuevos patronos. Resulta llamativo que, incluso cuando intentan lavar su imagen, se dediquen a vejar públicamente y criminalizar a los niños y las niñas que encierran en sus centros. Sapitos, malas personas e irrecuperables son algunas de las perlas que podemos extraer de las palabras de quienes han decidido subirse al carro de esta empresa denunciada por el Defensor del Pueblo, Amnistía Internacional y por numerosas organizaciones políticas, sindicales, sociales y profesionales del ámbito de la educación.

A continuación publicamos unos extractos de sus declaraciones, que hablan por sí solas. Llaman poderosamente la atención las "científicas" palabras del psiquiatra Jose Luis Carrasco. Señor Núñez Morgades, tiene usted razón: desgraciadamente nunca podremos recuperar a David (12 años), Hamid (13 años) y Saray (14 años), muertos bajo la custodia de su fundación.
Pilar Cernuda (periodista)
Aparte de que me gustan los niños, me llevo bien con los niños, me agradan incluso cuando son como sapitos y a la gente no les parecen guapos, a mí sí. Me gustan, me divierten y disfruto con ellos.


Pedro Núñez Morgades (diputado en la Asamblea de Madrid por el PP)

Tenemos que explicar la imperiosa necesidad de la función que realiza la Fundación O´Belén y hacer ver que existen unos menores muy problemáticos que amargan la vida a sus familias, a su entorno, pero que con un adecuado tratamiento, cariño, educación, muchos de ellos tienen unas posibilidades de un futuro que debemos lograr. Sin renunciar a recuperar a ninguno de ellos, aunque lamentablemente siempre habrá alguno irrecuperable.


Jose Luis Carrasco (psiquiatra del Hospital Clínico de Madrid)

Dentro de los trastornos disociales hay trastornos disociales puros que son de personas malas, con malos sentimientos, que tienen un egoísmo desmesurado, resentidas, suspicaces y con poca consideración hacia los demás… y eso no es psiquiátrico.
Luego está el trastorno disocial de la personalidad donde se entiende que algunas de esas personas tienen algo que les puede haber alterado en algún momento. Denotan una frialdad afectiva, probablemente una desconexión de algunas áreas emocionales del cerebro con las del pensamiento, siendo personas anestesiadas o frías. No tienen compasión, no tienen capacidad para vincularse con los demás y estas personas entraron dentro de las clasificaciones psiquiátricas. El disocial es perfectamente consciente de lo que hace, sin ninguna crítica hacia lo que hace, y sus conductas disociales explotadoras y malévolas las hace sintiéndose justificado y sin compasión. El individuo psiquiátrico sería un sujeto que tiene una serie de fuerzas interiores que le empujan impulsivamente hacia conductas antisociales pero tiene una cierta conciencia y crítica y le gustaría ser ayudado.

Habría que estar muy pendiente de los adolescentes y darles medicación inmediatamente, en cuanto haya una sospecha de que están teniendo un fracaso porque el ánimo no les responde.

Declaraciones publicadas en la web de la Fundación O´Belen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada