jueves, 30 de diciembre de 2010

El Cigarral

Dentro de la variedad de negocios de la Fundación O´Belen, también se encuentra el ejecutar las medidas judiciales de internamiento de fines de semana para menores de edad. A continuación vamos a publicar un extracto del informe del Defensor del Pueblo de Castilla La Mancha, donde se explican las condiciones de internamiento de fin de semana en el centro El Cigarral, que O´Belén gestiona en Toledo. Dicho informe fue depositado en el Registro Oficial de las Cortes Regionales el 13 de noviembre de 2007 y, posteriormente, enviado al Presidente de las Cortes y a los portavoces de los grupos parlamentarios. Lógicamente, las autoridades competentes, al menos desde este momento, tienen plena constancia de lo que allí ocurre.


(...) “En el caso de EL CIGARRAL  el espacio habitable se encuentra situado en el sótano, al que sólo puede accederse a través de una escalera ciertamente estrecha. Ello, unido a las dimensiones y mobiliario de dicho espacio, permite concluir que no reúne condiciones adecuadas para el trabajo educativo con menores. Por ejemplo, el único dormitorio que existe carece de ventilación y de luz natural, y sus techos son muy bajos. En otra habitación, que hace funciones de sala polivalente, hay una pequeña ventana con barrotes y, además, están situados unos grandes termos del agua caliente y fría de la casa, que reducen aún más su escasa habitabilidad.

Para subir de este sótano, destinado al cumplimiento de medidas de fin de semana, a la parte superior del chalé, destinada a centro de protección, hay que utilizar la escalerilla ya referida que termina en una puerta metálica. Ésta se encuentra casi siempre cerrada, dada la función de centro de protección al que está destinado el resto del chalet.

Como se comprenderá, en estas condiciones, la permanencia del menor en el centro durante el fin de semana adquiere un carácter doblemente sancionador, pues su única opción es observar por la ventana cómo los usuarios del recurso de protección realizan actividades en el jardín.

En ello incidieron los responsables del centro durante la entrevista, manifestando que la ausencia de espacio, luz y ventilación de la parte del recurso destinada a reforma explica que los menores que cumplen medida de fin de semana respondan, cuando se les pregunta, que prefieren dormir la mayor parte del tiempo durante su estancia en el centro.

Finalmente, como manifestó el personal del centro durante nuestra visita, entre las 20 horas del viernes (momento de la llegada de los menores para el fin de semana) y las 9 horas de la mañana del sábado, el educador de protección es el único personal que hay en el centro. Por ello, debe compatibilizar sus tareas con la atención al menor de reforma, que, como hemos dicho, se encuentra solo en el sótano de la vivienda, aislado por una puerta de metal.

Resumiendo: dadas las características apuntadas, este centro no reúne las condiciones mínimas necesarias para realizar la actividad que le está destinada." (...)


Fuente: Defensor del Pueblo de Castilla La Mancha
Aquí puede leerse el informe completo:

NOTA: Si bien el informe es muy limitado, principalmente debido a la metodología utilizada durante la investigación como se reconoce en el propio informe, su lectura es interesante, ya que pueden sacarse ciertas conclusiones importantes. Por ejemplo, la existencia de celdas de castigo en al menos la mitad de los centros de internamiento de esta comunidad autónoma, el pésimo estado de las infraestructuras principalmente de los centros gestionados por O´Belen, o el perfil de los chavales presos (la inmensa mayoría lo están por robos con y sin violencia, peleas y agresiones. Los violadores y psicópatas asesinos que aparecen continuamente en los medios de comunicación brillan por su ausencia entre los niños y niñas privados de libertad).
Así mismo, en dicho informe se menciona específicamente el dinero que la Administración dedica en Castilla La Mancha a cada niño por día: en los centros cerrados y terapéuticos, oscila entre los 170 y 225 euros. En los centros abiertos 108 euros, y para el cumplimiento de medidas de fin de semana, 65´60 euros. Un auténtico dineral destino a engrosar las "solidarias" cuentas de las empresas que gestionan el encarcelamiento de los chavales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada